Jesús y las Religiones del mundo

Historia de las Grandes Religiones del Mundo. Saberes de Vida. Jesús y las Religiones del mundo. Son ya muchos y valiosos los estudios realizados sobre las religiones de la humanidad, tanto a nivel divulgativo como científico y comparativo. Cualquier persona medianamente culta en el campo religioso ha oído hablar y ha leído algo sobre las religiones tradicionales o primitivas, el hinduismo, el budismo, el taoísmo y confucionismo, el sintoísmo, el hebraísmo, el islamismo… y el cristianismo.

En las comunidades eclesiales, desde siglos, se recuerda con respeto, en las oraciones del Viernes Santo, a todos los creyentes de cualquier religión, puesto que «Cristo murió por todos» (2 Cor 5,14-15) para salvarlos a todos. En ese mismo día se ora también por quienes dicen no creer en Dios.

La novedad más relevante, en la actualidad, es la de un encuentro plurirreligioso permanente y a escala mundial. Esta realidad presenta diversas facetas, porque esos rostros humanos, que reflejan sus creencias y que las expresan con sus ritos pluriculturales, se encuentran en toda comunidad cristiana, debido a migraciones, turismo, estudio, economía, trabajo, deporte, política… Parece como si todo se hiciera pluricultural, plurirracial, plurilingüístico y plurirreligioso. Se vislumbra una sociedad, en un próximo futuro, donde las megalópolis reunirán esas muchedumbres abigarradas, que ya empiezan a constituir los dos tercios de la humanidad. Curiosamente, son también dos tercios de la humanidad (en línea creciente) los que no creen que Jesucristo es el Salvador universal.

De suyo, esa realidad del encuentro interreligioso mundial es un don de Dios y un bien de la humanidad entera. Si no se cae en fundamentalismos y sincretismos, ese encuentro está preñado de fraternidad universal, puesto que es el mismo Dios quien ha sembrado, en toda cultura y religión, las huellas de su presencia y las «semillas del Verbo» (San Justino), y que son también una «preparación evangélica» (Eusebio de Cesarea).

Entre las diversas facetas de este encuentro religioso mundial, hay una que, para los cristianos, es trascendental. Se puede decir que, por primera vez en la historia, todas las religiones comienzan a encontrarse explícitamente y sin alergias con el cristianismo, y esto precisamente cuando inicia un tercer milenio de su caminar histórico a partir del nacimiento de Cristo. Algunas reuniones interreligiosas, como la de Asís con el Papa Juan Pablo II (el 27 de octubre de 1986), se han transformado en un signo profético, a modo de «signo de los tiempos», puesto que allí ha tenido lugar un encuentro de oración dirigida al mismo Dios con diversas expresiones y creencias.

Es verdad que el problema es complejo; precisamente ahí emerge un desafío, quizá el mayor que ha tenido el cristianismo en veinte siglos. Porque ya no se le cuestiona propiamente su ciudadanía, ni se le persigue directamente por parte de esas religiones (si prescindimos de los fundamentalismos espurios y caducos), sino que se le pregunta con sinceridad y urgencia en qué consiste su experiencia peculiar de Dios.

Textos completo de: JESUCRISTO Y LAS RELIGIONES DEL MUNDO. Juan Esquerda Bifet Pbro.

El cristianismo y las grandes religiones de la tierra. R.C.Zahner.

Las Religiones. Manuel Guerra Gómez.

Autor: envivo

Compartir esta publicación en

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.