Islam. Parte I y II

Historia de las Grandes Religiones del Mundo. Saberes de Vida. Islam Parte I. El islamismo es la religión fundada por el profeta Mahoma (570 a 632 d.C.), en el 622, en Yatribe (la actual Medina, en la Arabia Saudita). La palabra árabe Islam significa «sumisión a Dios», y los seguidores de esta religión son llamados mahometanos (seguidores de Mahoma) o musulmanes (palabra que viene del árabe «mussulmini», el que se entrega en cuerpo y alma a Dios).
El islamismo- aun cuando ahora este tratando de rectificarlo- adoptó ciertas prácticas, tales como la guerra, usada como medio para extender la religión y el estado, la poligamia, la esclavitud y la intolerancia.
El fundador del islamismo, según la onomástica árabe, se llamaba Abulgasim Mohammad ibn Abdullah ibn Abd al Muttalib ibn Hashim. El nombre Mahoma viene de Mohammad y significa «altamente ensalzado». Nació en la Meca, en la actual Arabia Saudita, probablemente en el año 570 d. C. Fue hijo de un pobre mercader de la tribu Quaraych. Sus padres murieron poco después de su nacimiento, y fue criado por uno de sus abuelos y más tarde por uno de sus tíos. Fue en su juventud pastor y guía de caravanas de comerciantes.

Historia de las Grandes Religiones del Mundo. Saberes de Vida. Islam Parte II. El Islam se propagó, esto ocurre por determinadas causas: la primera y más importante es el fervor religioso impreso por Mahoma a su pueblo, era propicio para inducirlo a llevar la fe a nuevas tierras. Otra causa es el espíritu belicoso que tenían las poblaciones del desierto islamizadas se vio frenado por la prohibición de las guerras entre las tribus. Además se vio favorecida por el extraordinario aumento de la población que hacía difícil la subsistencia, más cuando hubo grandes sequías y los sistemas de riego artificial eran insuficientes. Y por último los ricos estados de la vecindad inspiraban la codicia que siempre estimuló a los nómades a lanzarse sobre los sedentarios.
Luego de que Mahoma fue rechazado y abandonado por los de su pueblo recibió apoyo de los de Medina, donde el medio es más propicio para admitir el monoteísmo central de la nueva predicación. Así se realiza un pacto entre el Profeta y los jefes de las tribus de Yatrib, llamado el pacto de Medina en el año 622. Mahoma se traslada a la Meca donde no es aceptado y vuelve a Medina.
El pacto de Medina tiene gran importancia, los adictos deben aceptar la religión y así Mahoma se vuelve un soberano y se rompe la unidad tribal, se dividen en los que creen en Allhá y los que no, aunque sean de la misma tribu.
En la Meca sucede que muchas familias humildes empiezan a adoptar el Islamismo por causas personales. Por otra parte Mahoma no podía quedarse en Medina y toma la Meca, a la cual convierte en capital de la nueva religión.
Lugo de la muerte de Mahoma se realiza la verdadera expansión comenzando por la organización de la capital que se consolida y fortalece, se extiende desde los Pirineos hasta el Indo, quedando un imperio mayor que el de Roma.
Hoy en día ésta comunidad está integrada aproximadamente por 800.000.000 de creyentes, se extiende desde Marruecos hasta Indonesia, ¾ partes viven en Asia y ¼ en África, es la segunda religión de importancia en el mundo.
Cada acción echa con la conciencia que cumple con la voluntad de Dios es considerada un acto de adoración en el Islam. Pero el acto específico de adoración es aceptar los Pilares del Islam, los cuales proveen la estructura o sistema de la vida espiritual de los musulmanes. Éstos pilares son cinco: La profesión de la fe, La oración, El ayuno, La limosna, La peregrinación a la Meca.
El primer pilar nos da la pauta de la fe en Alláh y los demás nos lo hace demostrar a través de sometimientos.
Otro pilar es la oración, se basa en el acto de rezar cinco veces al día, al amanecer, al mediodía, a la media tarde, a la puesta del sol y en los comienzos de la noche. Para realizar cada una de éstas oraciones es necesario purificarse, las necesidades mínimas son: lavado de cara, de manos y brazos, así como limpieza de cabeza y pies, pero hay otras mayores como el lavado completo. Si no se dispone de agua puede utilizarse la arena. Para rezar se sigue todo un rito desde la posición hasta lo que expresan en voz alta. La mujer no puede orar en público, y los hombres y mujeres se ponen en cuartos separados para no tener contacto visual con el sexo opuesto y estar totalmente purificados.
El tercer pilar es el ayuno, se realiza en un mes completo llamado el mes de Ramadán, es el noveno del año lunar del calendario islámico. Se considera que en éste mes fue revelado el Corán por primera vez. Consiste en la prohibición de tomar, comer y fumar (tiende a consagrar el goce moderado de los placeres de la vida) desde poco antes del amanecer a la caída del sol, aunque durante la noche se está permitido comer y tomar, no se puede comer mucho ni tomar mucho, solo lo indispensable. Cada musulmán está obligado para con este pilar menos algunos que están exentos, como por ejemplo los ancianos, los enfermos y los niños.
El cuarto pilar es la limosna, era una donación caritativa que daban los musulmanes pudientes y era anual; luego se convirtió en un impuesto obligatorio llamado el Zakkat. Es utilizado como fondo para la protección de los desvalidos. Ellos no solo deben pagar este impuesto sino que lo hacen creyendo en Alláh, lo dan por Él y por ellos mismos ya que ayudando y creyendo llegaran al cielo, junto a su Dios.
El quinto pilar es la peregrinación a la Meca, es también obligatoria, todos los musulmanes deben ir a la Meca por lo menos una vez en su vida y solo quedan eximidos por razones de salud o guerra. Se llama el hajj y se celebra todos los años durante el mes islámico del Dhu´l Hijja. La ceremonia comienza en la Meca donde los peregrinos deben dar siete vueltas alrededor de la Kaaba. Para ellos ésta peregrinación significa un paso muy importante en su vida, la cual queda dividida en dos partes, antes y después de la peregrinación.
La guerra Santa o Jihad se considera un sexto pilar, lo utilizan para difundir el Islam o para defender territorios islámicos, también puede usarse en el sentido de luchar por una evolución espiritual.

Autor: envivo

Compartir esta publicación en

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.