III Concierto de Temporada 2012. Orquesta Sinfónica Universidad EAFIT

III Concierto de Temporada 2012. Orquesta Sinfónica Universidad EAFIT. Directora: Cecilia Espinosa A. Concierto para dos pianos en Re menor, de Francis Poulec Solistas: Sergei Sichkov, Victoria Ziborova. Sinfonía Nº 2 en Re Mayor, Op. 73 de J. Brahms. Marzo 13 de 2012.
El concierto conto con la participación de los pianistas Sergei Sichkov de Rusia y Victoria Ziborova de Ucrania, quienes interpretaron el “Concierto para dos pianos en Re menor” del compositor francés  Francis Poulenc, obra de gran virtuosismo, vibrante, ágil y luminosa que expresa lo mejor de la escritura francesa de la primera mitad del siglo XX. El concierto nace como una comisión de la Princesa Edmond de Polignac, la rica heredera norteamericana, patrona de las artes, en 1932.
El concierto se estructura en tres movimientos:
1. Allegro ma non troppo.
2. Larghetto.
3. Finale. Allegro molto.
El primer movimiento es una asombrosa combinación de temas y estilos de diversas fuentes, en donde los cambios sorprenden al oyente. Comienza con el tema principal en tiempo bastante rápido, con cascadas de notas duras, angulosas y cristalinas al estilo de Prokofiev. Los ostinatos, arpegios y trinos vertiginosos sacuden el piano, construyendo melodías que aparecen y se van de manera fugaz, emulando quizás un viaje en un tren a alta velocidad que atraviesa paisajes exóticos. Luego la atmósfera cambia a lo romántico con melodías dulces que nos envuelven en un hechizo, de notas relajantes suspendidas en largos pedales construidas sobre escalas pentatónicas, que nos hacen soñar. Al final de este primer movimiento, después de un silencio y unos toques de castañuelas surge una música de gamelán, bastante misteriosa, creando una atmósfera oriental de ensueño.
El segundo movimiento es un homenaje a Mozart, con un primer tema muy semejante al de los conciertos para piano del genio de Salzburgo. Luego hay un tema de mucho romanticismo con pasajes brillantes para el piano. Culmina el concierto de manera alegre y decidida con pasajes vibrantes de muchos trinos saltarines sobre el teclado. Es una música chispeante y divertida en ritmos de danzas vertiginosas. La orquesta presenta pasajes homofónicos por parte de la orquesta, de mucha bravura, que recuerdan a Rachmaninov.

Completa el programa la Orquesta Sinfónica EAFIT bajo la dirección de la Maestra Cecilia Espinosa con la obertura “Quiet City” del compositor norteamericano Aaron Copland, escrita como música incidental de la obra de Irwin Shaw y “la Sinfonía N° 2 en Re mayor” del compositor alemán Johannes Brahms construida a través de la expansión y desarrollo de pequeños núcleos con los que crea pasajes densos.

El compositor francés Francis Poulenc (1899-1963) fue también un virtuoso del piano. Compuso obras para piano solo de gran belleza y simplicidad como por ejemplo los Trois mouvements perpétuels ( 1918) y la suite Les soirées des Nazelles (1930-36).  Recordemos que Poulenc perteneció al grupo les six cuya estética, propulsada por Cocteau, preconizaba una música sencilla y directa.
Aprendió la tecnica pianistica con el español Ricardo Viñes y desarollo un estilo de composición, claro, ligero y melodioso, muy propio de la música francesa de comienzos del siglo XX. Su música posee diversas influencias. Entre ellas el jazz, la canción popular francesa, y la música medieval. Por otro lado, se percibe en sus obras la admiración profunda por algunos compositores como Mozart, Prokofiev, y por supuesto, sus dos compatriotas Ravel y Debussy.

Aaron Copland (Brooklyn, Nueva York, 14 de noviembre de 1900 – Peekskill, Nueva York, 2 de diciembre de 1990) fue un compositor de música clásica y de cine estadounidense de origen ruso-judío. Su obra está influida por el impresionismo, y en especial por Igor Stravinsky. Destacó junto a George Gershwin como uno de los compositores más importantes de la identidad musical de Estados Unidos. Copland inició su educación musical en Nueva York. En 1921 se trasladó a París, donde durante tres años recibió clases de composición de la célebre Nadia Boulanger. Sus obras más representativas se enmarcan dentro de una corriente que buscaba sus motivos de inspiración en el folclore estadounidense, a veces –como en el Concierto para clarinete, compuesto en 1948 para Benny Goodman– con reminiscencias del jazz. Los ballets Billy the Kid (1939), Rodeo (1942) y Primavera apalache (1944) son las partituras más destacadas y aplaudidas de esta etapa creativa de Copland, que cabría calificar de nacionalista. Con posterioridad, su estilo fue haciéndose más austero y abstracto, e integró técnicas más comprometidas con su tiempo histórico, como el dodecafonismo (Connotations, de 1962). Como director de orquesta se prodigó en la interpretación de su propia música.

Johannes Brahms (Hamburgo, 7 de mayo de 1833 – Viena, 3 de abril de 1897) fue un pianista y compositor alemán de música clásica del Romanticismo. A Brahms se le considera el más clásico de los compositores románticos, manteniéndose fiel toda su vida al clasicismo romántico y conservador influenciado por Mozart, Haydn y en especial Beethoven. Fue posiblemente el mayor representante del círculo conservador en la “Guerra de los románticos”. Sus oponentes, los progresistas radicales de Weimar, estaban representados por Franz Liszt, los miembros de la posteriormente llamada Nueva Escuela Alemana, y por Richard Wagner.

Autor: envivo

Compartir esta publicación en

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.